En junio de 1982 asumió el gobierno en la Argentina el general Bignone, con el apoyo de todos los partidos burgueses del país, fundamentalmente el peronismo y el radicalismo. Este cambio expresaba el fin de la atroz dictadura impuesta en 1976. Una revolución triunfante, que se fue gestando con el desgaste de la dictadura y el resurgir de las luchas obreras y populares, impuso la caída del régimen militar contrarrevolucionario. En este texto, que arranca del gobierno de Isabel Perón, se analizan todos aquellos acontecimientos, incluyendo la guerra de Malvinas y su derrota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.