En este texto de 1980 Moreno sistematizó sus elaboraciones de muchos años sobre temas centrales del marxismo y el trotskismo, como son, entre otros: la vigencia de la revolución permanente; el significado y posible dinámica de la revolución política; las características de los distintos procesos revolucionarios que se vivieron a lo largo del siglo XX; el carácter excepcional y único hasta ahora de la Revolución Rusa de 1917; la necesidad del partido revolucionario leninista y sus características. Fue presentado para la elaboración del programa común sobre el cual se dio un breve período de unificación entre las corrientes que encabezaban Nahuel Moreno y el trotskista francés Pierre Lambert. Esa unificación se frustró a partir de las distintas respuestas políticas que dieron ambas corrientes cuando ganó las elecciones en Francia el Partido Socialista y asumió Francois Mitterrand, a partir de mayo de 1981.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.